Relieve Del Desierto

En geografía se define como desierto a la zona terrestre en la cual las precipitaciones casi nunca superan los 250 milímetros al año y el terreno es árido. 1 El desierto puede ser considerado un ecosistema o un bioma.
Extraido de Wikipedia

En geografía se define como desierto a la zona terrestre en la cual las precipitaciones casi nunca superan los 250 milímetros al año y el terreno es árido. 1 El desierto puede ser considerado un ecosistema o un bioma.

Un desierto es un bioma que recibe pocas precipitaciones. Tienen reputación de tener poca vida, pero eso depende de la clase de desierto; en muchos existe vida abundante, la vegetación se adapta a la poca humedad y la fauna usualmente se esconde durante el día para preservar humedad. El establecimiento de grupos sociales en los desiertos es complicado y requiere de una importante adaptación a las condiciones extremas que en ellos imperan. Los desiertos forman la zona más extensa de la superficie terrestre: con más de 50 millones de kilómetros cuadrados, ocupan casi un tercio de ésta. De este total, 53% corresponden a desiertos cálidos y 47% a desiertos fríos.

Los procesos de erosión son factores importantes en la formación del paisaje desértico. Según el tipo y grado de erosión que los vientos y la radiación solar han causado, los desiertos presentan diferentes tipos de suelos: desierto arenoso es aquel que están compuesto principalmente por arena, que por acción de los vientos conforma las dunas, desierto pedregoso o rocoso es aquel cuyo terreno está constituido por rocas o guijarros (este tipo de desiertos suele denominarse con la palabra árabe hamada).

Los desiertos pueden contener valiosos depósitos minerales que fueron formados en el ambiente árido, o fueron expuestos por la erosión. En las zonas bajas se pueden formar salares. Debido a la sequedad de los desiertos, son lugares ideales para la preservación de artefactos humanos y fósiles.

También se define desierto como un lugar despoblado, no habitado por humanos ni apenas por ser vivo alguno. Según esta definición, también son desiertos los situados en climas más fríos, como el ártico o la tundra.

La topografía de los desiertos

La topografía desempeña un papel influyente en la formación de desiertos: muchas de las grandes tierras secas del mundo se forman a favor del viento de formidables barreras montañosas, y su aridez se deriva de la sombra de la lluvia del levantamiento. El mapa del terreno y la elevación de los desiertos pueden ser muy variados, desde vastos pisos de adoquines hasta mares de dunas móviles y desde arroyos secos hasta montañas elevadas.

Muchos de los desiertos del mundo exhiben vastas franjas de campo plano o suavemente ondulado envuelto en escasa vegetación. Este tipo de elevación en los desiertos puede derivar de cualquier número de procesos geológicos.

Los valles planos de la Gran Cuenca de América del Norte, que abarca la mayoría de los desiertos verdaderos del continente, derivan de fallas extensas y están separados por las cadenas montañosas paralelas correspondientes. Las «reglas» del desierto del Sahara son pisos de grava azotados por el viento.

En alguna elevación de desiertos, como en algunas de las partes más secas del Desierto de Sonora, un llamado «pavimento desértico» cubre terreno llano, compuesto de piedras apretadas, relativamente uniformes. Se cree que tales pavimentos se forman durante grandes períodos de tiempo a medida que la acción del viento fuerza el polvo fino debajo de las piedras superficiales, donde se acumula y gradualmente eleva el adoquín sobre el lecho de roca subyacente.

Montañas y colinas

Los desiertos del planeta exhibenmasas de rocas aisladas, a menudo salpican llanuras desérticas que de otra manera no tendrían rasgos.

La cumbre más alta de Brandberg, en Namibia, se perfila como una isla de granito de los pisos del desierto de Namib, por ejemplo. Las capas de roca duradera pueden resistir la erosión mucho más tiempo que los sustratos más productivos, formando mota y mesetas de superficie plana como valores atípicos. En los desiertos de la Gran Cuenca de América del Norte, las elevadas cadenas montañosas de norte a sur pueden superar los 12,000 pies de altura.

El drenaje errático de tales elevaciones del desierto forma abanicos aluviales en sus flancos, mientras torrentes ocasionales acumulan escombros en las bocas de los valles. Una serie de abanicos aluviales que se unen en un pedestal grande e inclinado que rodea las montañas forman lo que se llama «bajadas». Las altas montañas dentro de los biomas del desierto a menudo crean zonas aisladas de temperaturas más frías y precipitaciones mucho mayores, lo que permite el desarrollo de bosques y praderas que forman un sorprendente contraste con las tierras bajas serias.

Cursos de agua

El drenaje superficial de los desiertos puede ser limitado o casi inexistente. Las corrientes pueden estar secas durante meses o años. La escultura del paisaje mediante el movimiento del agua, por lo tanto, a menudo se limita a la acción de breves episodios de fuertes lluvias.

Los cursos de agua sombríos, a menudo con bordes empinados, que están secos durante gran parte del año son comunes a los desiertos áridos y tienen cualquier nombre regional: «lavado» o «arroyo» en el suroeste de Estados Unidos y México, «wadi» en el norte de África, «Nullah» en la India. Estas características de bordes pronunciados se pueden ver fácilmente en un mapa del terreno.

Dunas

Los vientos predominantes pueden convertir tractos de desiertos en arena abierta en áreas donde la precipitación y el agua subterránea son demasiado escasas para el desarrollo de la vegetación. Las dunas se acumulan comúnmente en el borde de barlovento de los elevadores, a sotavento de depósitos de arena como efímeros cursos de agua y lechos de los lagos. Los mares de dunas masivos y en constante cambio, llamados ergios, son algunas de las topografías más sorprendentes en desiertos como el Sahara, Namib, Arabian y Simpson en Australia.

Existe un gran ergio en el desierto de Sonora en América del Norte, que abarca gran parte de la sección El Gran Desierto. La interacción del terreno y el viento crea numerosos tipos de dunas (como se puede ver en muchos mapas del terreno), desde barcanes en forma de media luna hasta dunas de estrellas radiantes.

Deja un comentario